Frito mallorquín, sabores de antaño

la-foto.JPG

Si te gusta la gastronomía y te gusta explorar los platos típicos de los lugares que visitas no te puedes perder uno de los platos más antiguos y más típicos de Mallorca, conocido como el frito mallorquín, una de las recetas más tradicionales y populares por excelencia de los isleños.

Te abrirá el apetito nada más olerlo. Es un plato de origen sefardí, ya que presenta similitudes con la cocina judeo-sefardí y árabe y que tiene una preparación que varía sustancialmente según las zonas y la estación del año. Su principal base es la asadura de las vísceras y de la carne magra del cerdo combinada con verduras. Aunque es un plato que se sirve en Pascua, se suele hacer en otoño o invierno aprovechando la temporada de las verduras tiernas y frescas que acompañan la asadura y que se fríen por separado para que coja el sabor de cada ingrediente.

Este plato está preparado a partir de patata, cebolla frita y verduras de la zona como fonillo, pimientos y guindillas, pero se puede mezclar con infinidad de ingredientes. Casi siempre suele ir acompañado o bien de carne o de pescado y troceado todo en pequeños cuadrados. El frito original, incluye únicamente las vísceras del cordero, cebolla, hinojo y habas tiernas, los demás ingredientes han sido añadidos con el tiempo. Los tipos de fritos más conocidos son:

  • Frito de matanzas: Se hace con hígado, carne magra, panceta, costilleja, pimiento, patata, etc…
  • Frito de Pascua: Modalidad de frito que se diferencia por el tamaño joven de los corderos
  • Frito de Cerdo: Es similar al de matanzas pero es con cerdo: asadura, panceta, costilla, etc… -Frito de Verduras: Lleva más tipos de verdura en vez de carne como patatas, guisantes, coliflor, alcachofas, tirabeques, sofritos, pimiento, berenjena… -Frito de Boletos: Lleva patata, verduras, sofritos, cebolla, guisantes y boletos del tiempo
  • Frito Marinero: Lleva patata, calamar, gambas, sepia, mejillones, cebolleta e hinojo fresco.

En nuestro restaurante Argos Restaurant preparamos un exquisito frito marinero. Nos parece casi obligatorio que lo pruebes y te lleves este sabroso recuerdo en tu memoria y en tu paladar.

¡Bon appetit!